CIERRE

El cierre inmobiliario es una reunión en la que se le transfiere el pago del comprador al vendedor. Haz clic aquí para más información sobre el cierre de la venta de una casa.

Cierre inmobiliario

El cierre, acuerdo o depósito en plica, es básicamente una reunión en la que el agente de cierre (la parte que desarrolla el acuerdo) toma el dinero de los compradores, paga al propietario y se asegura de que el título del comprador quede correctamente inscrito en los registros locales junto con los derechos hipotecarios. Los agentes de cierre, las empresas titulares, los prestamistas y los abogados preparan todos los papeles. En ellos se refleja el acuerdo de venta y se permite a todas las partes de la transacción verificar sus intereses. Por ejemplo, el comprador recibirá las escrituras de la propiedad, el prestamista inscribirá los préstamos en el registro y el gobierno recaudará los impuestos sobre transferencias.

El agente de cierre revisará el acuerdo de venta para determinar qué pagos y créditos ha de recibir el propietario y qué cantidades debe el comprador. Además, el agente de cierre también se asegura de que ciertos costes de transacción están pagos (inspecciones de impuestos y títulos).

El cierre también es el momento de hacer ciertos «ajustes». Por ejemplo, imagina que has pagado impuestos con cuatro meses de antelación. En este caso, el agente de cierre te compensará el pago previo en el cierre haciendo que el comprador te pague una cantidad de dinero adicional.

También puede ser al revés. Si tienes impuestos de la propiedad retrasados, el agente de cierre deducirá la cantidad del impago de los impuestos a la cantidad que se te debe.